Monstruos en “La verdad de Anna Guirao”, de Lorena Franco

“La verdad de Anna Guirao”, de Lorena Franco (Autoedición, 2019)

Sinopsis:

Esta no es la historia de una desaparición. Es la historia de lo que ocurre tras un final feliz. Una novela de suspense. Un adictivo thriller psicológico sobre el amor, la traición y las consecuencias de nuestras decisiones, que enganchará al lector desde sus primeras páginas.

La popular actriz Anna Guirao nunca se caracterizó por ser una víctima, pese a que la tarde del 19 de abril de 2019 se la llevaron a la fuerza y la encerraron en un zulo bajo tierra. 

Trece meses más tarde, cuando todos daban por hecho que estaba muerta, la encuentran perdida en un bosque próximo al pueblo de Portella, Lérida, con el que no guarda ninguna relación. También descubren el cadáver de su supuesto secuestrador, pero Anna no sabe decir qué ocurrió. Adrián, su marido, que ha rehecho su vida con Inés, la ayudante de Anna, no se muestra contento por su regreso y Samuel, su hijo de ocho años, se niega a verla. Solo su hermana Lara permanecerá a su lado, pero incluso ella tiene secretos que ocultar.

No podrás parar hasta descubrir La VERDAD.

¿Quién quiso hacer desaparecer a Anna Guirao?
¿Fue obra de un loco o se esconde alguien más?
¿Quién dice la verdad?
¿Quién miente?
¿Quién es la bruja del cuento?

Un thriller psicológico de ritmo vertiginoso cuyo final no verás venir.
Un guilty pleasure que hará que te pases de parada.

Opinión personal:

Como amante del thriller no podía dejar pasar esta novela de Lorena Franco sobre la que leí buenas críticas. Y hay que reconocer que con esta sinopsis es difícil resistirse. Sin embargo, tras su lectura, La verdad de Anna Guirao la considero una novela de intriga o suspense entretenida, pero predecible, de ritmo ágil, aunque sin llegar a ser trepidante.

Cuando estoy leyendo un thriller y su historia me absorbe, en mi casa lo notan. No paro quieta. Estoy intranquila, nerviosa, subo y bajo las escaleras, asalto la nevera, cambio de postura innumerables veces mientras leo, me tienen que repetir dos veces las cosas, a veces, incluso pego un grito del susto que me llevo si alguien se acercó a mí y no fui consciente… La tensión que me transmite esa novela me encanta. No obstante, mi ánimo mientras leía La verdad de Anna Guirao fue muy distinto. No tenía ese nerviosismo que da ser consciente de que al personaje con el que empatizas le puede pasar cualquier cosa en la escena que estás leyendo y que te hace pensar «¡ten cuidado, idiota! Que no sabes lo que hay ahí», «¡corre!», o algo tan simple como «¡mierda!» u otro vocablo similar que exprese sorpresa ante un giro de trama imprevisto.

Al principio, sí me resultó interesante su argumento que gira en torno a una mujer, Anna Guirao, desorientada y débil tras pasar trece meses encerrada en un zulo, y sin apenas recordar cómo se libró de su secuestrador. Pero mira por dónde, tenía que ser actriz. Así que, en primer lugar, ya empiezas a sospechar de la propia protagonista de esta historia. Y como tenía un carácter insoportable, ¿por qué no pensar que el odio que sentía(n) otro(s) personaje(s) hacia ella condujo a su secuestro? Y cuando echas una mirada al resto de los personajes, observas que cualquiera podría ser el verdadero culpable. Adrián, el marido cornudo de Anna, a la que ya daba por muerta, que ha rehecho su vida con la ayudante de su mujer, Inés. Samuel, el hijo superdotado de ocho años de Anna y Adrián, que odia a su madre biológica y ve en Inés a la madre que nunca tuvo. Martina, una actriz secundaria y compañera de reparto de Anna en una serie de máxima audiencia, cuyo personaje de ficción adquiere protagonismo cuando esta desaparece de la noche a la mañana. Y la hermana de Anna, Lara (lesbiana) que la consideraba de carácter insufrible. Y todos ellos guardan secretos…

«Porque no puedes eludir los secretos. Crees que puedes contenerlos, que puedes guardarlos, pero al final son ellos los que te poseen».

La verdad de Anna Guirao empieza in media res, esto es, hacia la mitad de la acción, con la escena de un cuerpo frío e inerte que flota en el agua. Primera página, minuto uno, y ya atrapó mi atención. ¿Quién flotaba en el agua? ¿Quién lo mató? ¿Y por qué se refiere a él como “el mal”? A partir de entonces, comienza una trama estructurada en cuatro partes, en la que los distintos personajes que habitan entre sus páginas relatan, en primera persona, cómo era su vida antes de la desaparición de la famosa actriz, su relación con ella y cómo vivieron su ausencia desde los primeros días. Esta información se va desplegando mediante flashbacks que se alternan con los acontecimientos que se desarrollan en el presente, cuando Anna aparece e intenta retomar la vida que tenía y entonces comprende que nada es inmutable. El uso de estos saltos me pareció muy correcto y aportan agilidad al ritmo de la narración.

La novela tiene una trama que enganchará a cualquier amante de las novelas de suspense. En general, disfrutará al sospechar de un personaje para, tras un giro inesperado, preguntarse quién será el culpable si resulta que no es quien había supuesto. Pero no hay tensión, de esa que explicaba al principio. Solo intriga. Y en mi caso particular, poca, porque un detalle inicial (que no voy a exponer para no arruinaros la novela) me hizo caer en la cuenta de quién era el instigador del secuestro, así que todos los giros y secretos que se revelaban de los otros personajes ya los identificaba como intentos de la autora para desviar la atención del lector. Unos intentos que me parecieron tan obvios y forzados que restaron credibilidad a los personajes y a la propia historia.

No empaticé con ninguno de los personajes, ni grande ni pequeño, porque les adornan unas características con las que no comulgo. Por curiosidad seguí leyendo, deseosa de certezas y no de intuiciones. Me gustaría haberme equivocado porque la razón que vislumbraba tras el secuestro y encierro de Anna Guirao lo consideraba pueril y difícil de creer. Pero cuando, hacia la mitad de la novela, el comportamiento de algunos personajes derivó en absurdo, mi interés decayó bastante. Es el peligro del uso de la primera persona en un personaje: llegas a conocerlo tan bien, que cualquier comportamiento anómalo roza lo descabellado y termina resultando impostado.

Hay dos, que no he nombrado, que son los detectives de la investigación del caso Anna Guirao. Estos dos personajes no me parecieron bien construidos, solo un pretexto para aportar algo más de información sobre el pasado de algún personaje, sin más, porque el lector averiguará la verdad a través de los principales personajes implicados y no por la investigación que abran los detectives asignados al caso.

Y cuando llegué al final de la lectura con mis sospechas convertidas ya en certezas, me pregunté qué pretendía transmitir Lorena Franco, su autora. Y en mi opinión tiene que ver con la cita de Friedrich Nietzsche:

«Quien lucha contra los monstruos debería procurar no convertirse en monstruo en el proceso. Si miras demasiado tiempo un abismo, al final el abismo te devuelve la mirada».

Me ha gustado que el argumento de esta novela abunde en el significado de esta cita. El mal forma parte de la condición humana, reside en todos los personajes de La verdad de Anna Guirao. Estos han pasado tanto tiempo lidiando contra el mal que representa Anna, que al final terminan convirtiéndose en unos monstruos. Si te asomas al abismo que simboliza el mal del ser humano, con el tiempo este se verá también dentro de ti. Por eso es imposible empatizar con ninguno de ellos.

La verdad de Anna Guirao es una novela de suspense psicológico interesante y sin cabos sueltos. Tiene muy buenas críticas así que, con independencia de mi valoración personal, os animo a leerla.

Mi valoración: 3/5

Nacida en Barcelona en 1983, Lorena Franco es actriz y escritora. Compagina la interpretación con una incipiente carrera literaria que la ha convertido en una de las autoras más leídas y mejor valoradas del momento.

Con dieciséis títulos publicados, a nivel editorial ha destacado con los thrillers Ella lo sabe (Ediciones B, 2017) y Quién mueve los hilos (La esfera de los libros, 2019), traducidos a varios idiomas. En Amazon, tras ser finalista del Premio Literario 2016 con La viajera del tiempo, se ha convertido en una de las autoras más buscadas con títulos como El club de medianoche, Lo que el tiempo olvidó, La vida que no elegí, Las horas perdidas o Quédate conmigo, entre otros. La Trilogía del tiempo (La viajera del tiempo, Perdida en el tiempo y La memoria del tiempo), cuenta ya con más de 250.000 lectores en todo el mundo. La verdad de Anna Guirao es su decimoséptimo título.

FICHA TÉCNICA:
Título: La verdad de Anna Guirao
Autora: Lorena Franco
Género: Thriller, novela de suspense o intriga
Fecha de publicación: 03/2019
Papel:

Encuadernación: Tapa blanda
Nº de páginas: 310
ISBN-10: 1730901204
ISBN-13: 978-1730901201
eBook:
Formato: Kindle
Tamaño del archivo: 2473 KB
Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
Idioma: Español
ASIN: B07LDWZ3MX

Escrito por

Viajar, es mi pasión. La lectura, mi adicción. El café y el chocolate, mi sostén. Familia y amigos, mi conexión a tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s