Tarde de tormenta

No sé que tienen las tormentas de primavera, que despiertan una nostalgia en mí de risas, besos y deseos. Como la lluvia torrencial me trae el olor a tierra, rosas, mimosas y jazmines, así tu imagen me evoca las palabras de amor marchitadas y los versos que se fueron.

Pero esta tarde estaba sola cuando irrumpió la tormenta en mi jardín. Descalza salí y cerré los ojos mientras lavaba mi rostro de resquemor y pena. Sonreí, porque en mi mente te vi, nos vi, en aquel sendero de montaña. Y en lo alto de la cima, nuestra cabaña. Un perro lanudo nos seguía de cerca y al silbar, acudía presto a la llamada.

No me importó mojarme, me sentía viva como no lo estaba en mucho tiempo. Sabía que al traspasar aquella puerta, un hogar nos esperaba.

Escrito por

Viajar, es mi pasión. La lectura, mi adicción. El café y el chocolate, mi sostén. Familia y amigos, mi conexión a tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s