Lo que no se dice

Autores: Lluís Maria Todó, Luisgé Martín, 
Fernando J. López, José Luis  
Loquenosedice
Serrano,  Luis Cremades, Álvaro Domínguez,  Luis Antonio de Villena, Óscar Esquivias,  Óscar Hernández, Eduardo Mendicutti, Lawrence Schimel
Diseño de Portada: Raúl Lázaro Ilustraciones: Raúl Lázaro Editorial: Dos Bigotes ISBN: 978-84-942413-5-2 Número de págs.: 200 Formato: 14 x 21 cm. Idioma: Español Encuadernación: Rústica con solapas Fecha de publicación: 27/10/2014

Sinopsis:

Luis Antonio de Villena, Eduardo Mendicutti, Luisgé Martín, Lluís Maria Todó, Fernando J. López, Óscar Esquivias, Luis Cremades, Lawrence Schimel, José Luis Serrano, Óscar Hernández y el debutante Álvaro Domínguez dan muestra de su talento en once relatos inéditos cargados de ingenio y originalidad.

Un futbolista que convierte el terreno de juego en el lugar donde librar sus batallas amorosas, las experiencias libertinas de un recluta en el Servicio Militar durante las postrimerías del franquismo, el desasosiego de un adolescente acosado en el instituto por su condición sexual o la relación encubierta entre un director de coro de iglesia y un joven melómano son algunas de las historias reunidas en Lo que no se dice.

Por las páginas de esta antología desfilan toreros, catequistas, bailaores y hasta un escayolista erigido en leyenda lúbrica del Madrid de los ochenta. Un ejercicio de imaginación al amparo de la libertad creativa que aúna calidad literaria, divertimento y compromiso.

Opinión personal:

Lo que no se dice, es una antología heterogénea de relatos contados por once voces destacadas dentro del panorama literario español. El resultado, lejos de ser discordante, es una muestra armonizada de diferentes estilos, generaciones y contextos gracias a un denominador común: el tratamiento de los manidos clichés y tópicos sobre la homosexualidad en la cultura española. «El fútbol, los toros, la Iglesia, la familia tradicional o el ámbito rural fueron algunos de los temas que lanzamos a estos once escritores…», explican los responsables de la editorial Dos BigotesGonzalo IzquierdoAlberto Rodríguez, en la Nota de los editores al comienzo del libro.

El relato de Luisgé MartínEl esplendor en la hierba, inaugura esta antología. Quién, alguna vez, no ha mendigado por una pequeña muestra de afecto —una acaricia, un roce, una mirada, un beso—, y desesperado ha luchado con uñas y dientes para conseguirla. Aquí, a base de zancadillas y encontronazos con un jugador del equipo contrario, objeto del amor del protagonista. Este me pareció un poco kamikaze pero ya se sabe que, a veces, en la vida, hay que atreverse a luchar sin miedo, especialmente si existe un aliciente de peso para ello. Un texto brillante para poner en evidencia que todavía hay deportistas en el armario y para ridiculizar las manifestaciones cariñosas entre jugadores heterosexuales que habitualmente se ven en los partidos de fútbol.

Fernando J. López volvió a sacudirme con esa rabia y denuncia que imprime como pocos en su prosa a la hora de abordar la homosexualidad en los centros educativos. En Nunca en septiembre, un adolescente se dirige al que fue su amigo de siempre y su amante de una noche cuando al día siguiente adopta la actitud de si te vi, no me acuerdo. Me encantó la fuerza y resolución de su protagonista.

En HipocamposJosé Luis Serrano nos relata con dolor melancólico lo que fue la vida de un escayolista en el Madrid de los años ochenta. Un macho perseverante y esforzado en satisfacer a todo bípedo que se cruzaba en su camino. Un cuento que aborda con maestría la creencia de que todo homosexual lleva una vida licenciosa, entregada a la lujuria y al sexo. Al final, terminé empatizando con la tristeza del narrador cuando contempla los estragos causados por el paso del tiempo en ese macho convertido en leyenda.

Pasé a la circunspección al leer Todo un mundo lejano, de Óscar Esquivias, la historia sobre un catequista y la relación que mantiene a escondidas con un violonchelista. Resultan familiares las palabras de reproche; las mentiras a las que se recurre para poder estar con el amante. Una buena muestra de las cosas que no se dicen —cuando se conoce demasiado bien la reacción que tendrían las personas del entorno más cercano—, y del cuidado con que se conducen las parejas homosexuales en sus demostraciones de afecto públicas.

Precioso el relato de Óscar Hernández¿Azul o verde? Tras dos años de ausencia, un chico regresa a su pueblo, cambiado, dispuesto a ser él mismo. Y allí se encuentra con la evidente decepción de sus padres, los crueles cotilleos de los lugareños y el infame acoso de unos jóvenes. Me hubiera echado a llorar si no fuera porque también en esa localidad encuentra su salvación. Un relato que inspira ternura a raudales y que refleja la mentalidad cerrada de la gente y la intolerancia en el ámbito rural.

Una de las notas de humor, en esta antología, la pone Eduardo Mendicutti con Canela y oro. En su relato descubrí que a este maestro de las letras no le gustan las corridas de toros, aunque domina el argot taurino adornándolo aquí de connotaciones sexuales. El protagonista, al principio algo reticente, se lanza con brío a la lidia de ciertos especímenes de toros bravos. (¡Olé, olé, olé y olé!). Y yo, espoleada por su pluma, recibí a porta gayola una historia sobre una cuadrilla del toreo muy particular, esquivando con un requiebro mi muerte prematura al atragantarme de la risa con la merienda del tren a Barcelona. (¡Por Dios!, eso se avisa. Y qué bien sienta reír cuando tienes un nudo en la garganta por culpa del relato anterior).

Una historia de extraordinaria sensibilidad y sutileza es Estadísticas, de Lawrence Schimel. Aquí un joven bailaor enseña a su primo, y a los amigos de este, los pasos de las sevillanas con el fin de que puedan bailar con las chicas en la festividad del Corpus. Estupendo final. (Abracemos las diferencias que hacen especiales a los demás).

El temor al qué dirán y/o al qué pensarán, ese miedo paralizante que te impide actuar con naturalidad, hacer lo que te piden las tripas que es revelarte y mostrar tu apoyo a una persona homosexual, es el que siente el protagonista de No te levantes, la contribución de Álvaro Domínguez. Un buen relato ambientado en el entorno familiar que trajo a mis labios las palabras no expresadas.

Verdadera magia, romanticismo y poesía es lo que derrocha el relato de Luis CremadesManos mágicas. Sublime el modo de narrar la relación del joven protagonista y el director del coro de una iglesia. (Embelesada; deslumbrada quedé con la luminosidad de su prosa. ¡Uf!).

Regresé a Tierra gracias a Lluís Maria Todó y su Fábula del mirar opaco, donde un adolescente traduce la atracción que siente hacia el líder de su grupo de scouts por admiración, antes de aceptar su homosexualidad. 

Con apenas resuello llegué al relato que pone el broche final perfecto a esta antología: Un hombre, dos o tres… de Luis Antonio de Villena. La experiencia de un recluta homosexual durante el Servicio Militar en los últimos años del franquismo. La sapiencia y el postureo convertidos en máscara tras la que ocultar la homosexualidad. Inteligente y divertida.

Emprended, pues, el viaje al que os llevará Lo que no se dice, y no os arrepentiréis. Es tan grande la calidad literaria de los relatos que es una gozada leerlo. A ello se suma la cuidada edición de la obra y el buen gusto de Raúl Lázaro en el diseño de portada y en las ilustraciones que abren cada historia.

Si deseas saber más sobre estos autores consulta la siguiente página: www.dosbigotes.es/bio/cate

Mi valoración: 4,5/5

Escrito por

Viajar, es mi pasión. La lectura, mi adicción. El café y el chocolate, mi sostén. Familia y amigos, mi conexión a tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s